Nutrición y salud cardiovascular

Fecha: 
28 Ago 2017
Categoría: 
Compartir en: 

Se han publicado varios estudios sobre la importancia de seguir una buena alimentación para evitar problemas cardiovasculares. La salud cardiovascular debe cuidarse y nada mejor que con una nutrición equilibrada y rica en nutrientes bajos en grasas.

 

Consume fibra

Y de forma regular. La fibra ayuda a acelerar el tránsito intestinal y favorece la digestión, además de ayudar a eliminar residuos del organismo. Las personas que siguen una dieta rica en fibra consumen muchas legumbres, fruta, verdura y cereales. Pero no hay que pasarse, ya que un exceso de fibra puede acabar alterando el sistema digestivo y generando una sensación generalizada de malestar.

 

Lácteos y carne, en moderación

Muchos estudios demuestran que el alto consumo de lácteos y carne aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en grasas los convierte en algo que hay que evitar y consumir de forma moderada. No obstante, no toda la carne contiene los mismos niveles de grasa, siendo la carne de pavo y el pollo las que menos. Los lácteos también contienen sustancias proinflamatorias y colesterol, así como los huevos. Es importante consumirlos en moderación.

 

¿Té o café?

Bebidas como el té y el café también pueden ayudar a cuidar la salud cardiovascular. A pesar de ser dos bebidas estimulantes, muchos estudios coinciden en que pueden ayudar a reducir ciertos factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. El té verde ayuda también a reducir el colesterol en sangre.

 

El pescado azul, tu nuevo mejor amigo

No es la primera vez que leerás que el pescado azul es beneficioso para cuidar la salud cardiovascular. Este tipo de pescado contiene mayores niveles de ácidos grasos Omega 3 y aceites esenciales para el cuidado de la salud cardiovascular. Pescados como el salmón, el atún y las sardinas forman parte de este grupo.

 

¡Sigue estos consejos y cuida tu salud cardiovascular! Lo importante es ser consecuente y seguir unas pautas de alimentación sanas.

 

Fuentes:

http://www.revespcardiol.org/es/nutricion-salud-cardiovascular/articulo/90341408/