La risa ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares

Fecha: 
10 Mayo 2016
Por: 
Ejercita El Corazón
Categoría: 
Compartir en: 

Además de aumentar el HDL y potenciar la actividad de los linfocitos, reír aumenta el nivel de óxido nítrico, una sustancia que mejora la circulación, reduce la inflamación de los vasos sanguíneos y previene la formación de placas de colesterol.

No es la primera vez que se habla de los beneficios de la risa a nivel cardiovascular, ya que reír activa los sistemas respiratorio, neurológico y cardiovascular, además de que aumenta la liberación de endorfinas, que favorecen la vasodilatación. Una actitud positiva ante la vida ayuda a mejorar el bienestar físico y mental.

En muchos casos, los problemas cardiovasculares vienen desencadenados por problemas psicológicos, como ansiedad y estrés. La risa puede ser un hábito saludable para el corazón, ya que ayuda a llevar mejor este tipo de problemas, como apunta la Fundación Española del Corazón.

risa beneficia a nuestro corazónLa risa, como elemento que ayuda a reducir el estrés, influye también en el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Al aliviar la tensión, el buen humor es una fórmula sencilla, barata y práctica para ayudar a mantener un buen nivel de salud.

Está científicamente comprobado que el estrés favorece la aparición de enfermedades e diversos tipos, pero también hay evidencia de que la forma de afrontar la situación, si se hace de forma positiva y con humor, ayuda a prevenir la aparición de ciertas enfermedades o, al menos, a disminuir su sintomatología y severidad.

Un estudio de la Universidad de Maryland ya confirmó en su momento los beneficios de la risa. Según se desprende de esta investigación, las personas que han sufrido un infarto agudo de miocardio ríen hasta un 40 por ciento menos que las personas que no han padecido ninguna enfermedad cardiovascular.

Este mismo centro realizó otro estudio en el que sometió a los participantes a situaciones cómicas y estresantes, como ver películas de uno u otro género. Tras analizar su reacción fisiológica, se comprobó que la diferencia diametral arterial ente situaciones opuestas oscilaba entre un 30 y un 50 por ciento. Así, en el caso de las películas estresantes, las arterias se contraen dificultando el aporte sanguíneo y aumentando el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, pero en situaciones cómicas, las arterias se dilatan, mejorando así la circulación.

Desde la Fundación Española del Corazón nos recuerdan que, “estar en paz con uno mismo y con su entorno y tener una actitud positiva frente a la vida, viendo los aspectos buenos y quitando aquellos que nos la complican, ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Aunque la salud es algo muy complejo que depende tanto de aspectos ambientales como físicos, son diversos estudios los que demuestran que la actitud ante la vida también influye, y mucho, en el bienestar de nuestro corazón”.

 

FUENTES DE CONSULTA:

www.fundaciondelcorazon.com

umm.edu