Factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares

Fecha: 
13 Dic 2017
Categoría: 
Compartir en: 

Las enfermedades cardiovasculares son, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la principal causa de muerte en todo el mundo. Y de ahí la importancia de cuidarnos para prevenir su aparición. Las enfermedades cardiovasculares se pueden manifestar de muchas formas, y es esencial conocer los principales factores de riesgo de este tipo de enfermedades. Cuantos más factores tenga una persona, más probabilidades tendrá de padecer una enfermedad del corazón.

 

¿Cuáles son los principales factores de riesgo en las enfermedades cardiovasculares?

 

Dieta desequilibrada: una mala alimentación acaba pasando factura. El alto consumo de carne roja, los alimentos procesados y la ausencia de vegetales en la dieta aumentan los riesgos de sufrir enfermedades del corazón.

 

Vida sedentaria: es importante ser activo y practicar deporte de forma frecuente. La falta de actividad física aumenta las probabilidades de sufrir un infarto o desarrollar problemas cardiovasculares.

 

Consumo de alcohol y tabaco: el tabaquismo y el alcoholismo son otro factor de riesgo a tener en cuenta: los fumadores y las personas que consumen alcohol más habitualmente tienen más probabilidades de sufrir problemas del corazón en el futuro.

 

Estrés: aunque pueda parecer que esté relacionado únicamente con el sistema nervioso, tener niveles altos de estrés también puede ser perjudicial para el sistema cardiovascular. El estrés y la ansiedad son un problema bastante habitual hoy en día.

 

Otros factores de riesgo a tener en cuenta son la obesidad y el sobrepeso, el colesterol, la edad y el sexo. Según la OMS y la Fundación Española del Corazón, a partir de los 40 años el riesgo de padecer enfermedades del corazón se duplica cada año. Los antecedentes familiares también son un factor de riesgo, así como la diabetes.

 

Nunca es demasiado tarde para empezar a cuidar tu salud cardiovascular. Recuerda: ¡tu salud está en juego! Corazón solo tenemos uno, ¡cuídalo!

 

Fuentes:

 

http://www.texasheart.org/HIC/Topics_Esp/HSmart/riskspan.cfm

 

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs317/es/