¿Es preocupante sentir dolor en el pecho?

¿Es preocupante sentir dolor en el pecho?

Fecha: 
14 Feb 2017
Por: 
Ejercita el Corazón
Categoría: 
Compartir en: 

Dolor en el pecho según el tipo de persona 

Antes de pasar a valorar si un dolor en el pecho debería resultar alarmante para la persona que lo padece, hay que tener en cuenta factores como la edad, el género o incluso otras enfermedades añadidas como obesidad o diabetes. A priori, alguien debería tomar muy en serio una molestia torácica cuando se dé alguna de las siguientes condiciones: 

  • Hipertensión arterial
  • Colesterol elevado
  • Diabetes
  • Sea fumador
  • Sobrepeso y obesidad
  • Una rutina muy sedentaria  

El más alarmante de todos los nombrados es, sin duda, la diabetes. Las personas diabéticas tienen más probabilidades de padecer un infarto silente, ya que el dolor de pecho (como 
consecuencia de un aporte insuficiente de riego al corazón) puede presentarse en forma de fatiga en vez de dolor, por lo que el síntoma se ve enmascarado. Por otro lado, una persona no debería alarmarse en exceso por un dolor de pecho cuando tenga menos de 50 años y no fume, no consuma alcohol en exceso y no tenga ninguna enfermedad que constituya un factor de riesgo. También se dan otros factores que han demostrado disminuir el riesgo de dolores de pecho asociados a enfermedades del corazón, tales como: 

  • Ser mujeres hasta la edad previa a la menopausia.
  • Tener valores elevados del conocido como “colesterol bueno” (reflejado en los análisis como HDL).
  • Realizar ejercicio físico regularmente (al menos 4 o 5 veces por semana). En este punto hay que destacar que es más importante la cantidad de ejercicio que la intensidad del mismo. dolor-pecho-hombre-sintomas.png

¿Cómo se manifiesta el dolor?

El dolor que puede estar más relacionado con una enfermedad del corazón se percibe como una opresión en el pecho (más que como un “dolor a punta de dedo”) que se extiende por la zona central de la caja torácica o hacia la izquierda. También es típico que este dolor baje por el hombro y brazo izquierdos, así como hacia el cuello y la parte izquierda de la mandíbula. A veces, estos síntomas van acompañados de otros como náuseas, vómitos o sudoración. En estos casos, lo mejor es acudir al médico de inmediato. 

Otro tipo de molestia a la que se debe prestar atención es el dolor que nace desde la zona central de la espalda comprendida entre ambos omóplatos, especialmente si se trata de una persona que tiene la tensión arterial alta. Como conclusión, recalcar que aunque el dolor es un síntoma, el contexto en el que se presenta y las circunstancias propias de cada paciente son fundamentales en la valoración de la severidad y repercusión que dicho dolor pueda representar. No obstante, si el dolor de pecho ocasional provoca algún tipo de incertidumbre o la persona considera que precisa aclaraciones adicionales, sin duda lo más recomendable es consultar con un médico. 

Fuente: 
www.fundaciondelcorazon.com
www.medintensiva.org
www.aacic.org/es
www.teinteresa.es 
www.seh-lelha.org