El IMC es un buen indicador de riesgo cardiovascular 1

El IMC es un buen indicador de riesgo cardiovascular

Fecha: 
19 Jul 2016
Por: 
Ejercita El Corazón
Categoría: 
Compartir en: 

La suma de la grasa más el músculo en relación a la altura (el IMC) es a nivel epidemiológico un predictor más potente de enfermedad cardiovascular futura que el porcentaje de grasa corporal.

peso-ejercita-el-corazon-imc_0.jpgLa medida de la circunferencia de la cintura se ha considerado habitualmente un dato fiable frente al índice de masa corporal o el peso, a la hora de estimar las enfermedades cardíacas de un paciente. De hecho, el personal sanitario en la historia clínica registra la evolución del IMC y del perímetro de cintura en el seguimiento a los pacientes. 
Un estudio publicado en la revista Annals of Internal Medicine apunta varios datos sobre lo negativo que resulta acumular grasa abdominal, confirmando que unas medidas del perímetro abdominal de 100 cm en hombres y 86 cm en mujeres se pueden considerar como de elevado riesgo para la salud cardiovascular.  
De todas formas, si bien parece que la evidencia habla de que hay que tener en cuenta el nivel de grasa abdominal como indicador de salud o de riesgo de mortalidad, nunca debemos olvidar otros factores relacionados con el estilo de vida, alimentación, hábitos saludables… que también influirán. 
Un reciente estudio liderado por la Universidad de Granada dice ahora que el IMC es un predictor más fiable que el porcentaje de grasa corporal cuando nos referimos a enfermedades cardiovasculares. Los autores del estudio lo iniciaron buscando respuesta a si el porcentaje de grasa corporal sería un buen medidor de riesgo cardiovascular y se encontraron con lo contrario: el IMC demostró ser un predictor mucho más potente en este sentido. 
Para llevar a cabo esta investigación se utilizaron los datos del estudio ACLS (Aerobics Center Longitudinal Study) del Cooper Institute de Texas desde la década de 1970 hasta el presente. En el estudio liderado por el Doctor Francisco Ortega se concluye que la suma de la grasa más el músculo en relación a la altura (el IMC) es a nivel epidemiológico un predictor más potente de enfermedad cardiovascular futura que el porcentaje de grasa corporal.

FUENTES DE CONSULTA:

www.ncbi.nlm.nih.gov

www.cooperinstitute.org

consumer.healthday.com