Hacer ejercicio alarga la vida más de lo que imaginamos

Categoría: Ejercicio físico

Un estudio llevado a cabo durante doce años por investigadores de la Universidad Oulu, en Finlandia, ha revelado que el ejercicio disminuye un 50% la mortalidad cardiovascular en mayores de 65. También ha concluido que las posibilidades de sufrir un episodio cardiovascular agudo se reducen a un 30%.

El equipo de geriatría de la Universidad finlandesa de Oulu, ha pasado los últimos doce años inmerso en un complejo estudio en el que participaron 2.500 personas entre 65 y 74 años para delimitar la relación entre el ejercicio físico y la reducción de la mortalidad cardiovascular.

Con estos datos extraídos se concluyó que el ejercicio permitía disminuir los riesgos de sufrir una enfermedad cardiovascular. Se trataba básicamente de analizar la vinculación entre la actividad deportiva en tiempo de ocio y las posibilidades de acabar enfermo y fallecer en el periodo comprendido entre 1997 y 2007. “Este estudio tiene gran importancia, ya que, en realidad, se tiene poca información sobre el efecto de la actividad física regular en el riesgo de enfermedades cardiovasculares en personas de edad avanzada”, ha explicado el profesor de geriatría en la Universidad, Riitta Antikainen.

Los participantes en el estudio fueron estudiados hasta el final del año 2013 mediante los datos de los cuestionarios que se les administró sobre los hábitos de ejercicio físico y comportamientos vinculados con la salud. Aquellos pacientes que no presentaban buenas condiciones de salud fueron excluidos de la investigación para evitar causalidades inversas y anomalías en la investigación. Durante una media de 11,8 años, fueron 197 pacientes los que murieron a causa de enfermedades cardiovasculares y 416 fueron víctimas de alguna patología relacionada.

Este estudio, además, proporciona evidencia de que los adultos mayores físicamente activos tienen un menor riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y muerte por enfermedad cardiovascular. Cuanto más deporte haces, mejor para tu salud“, ha informado el profesor.

Así, se demuestra que la actividad física después de la jubilación es protectora, incluso si se presentan otros factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, como por ejemplo el colesterol alto. No obstante, conviene advertir que se trata de ejercicio físico regular y moderado, en ningún caso sería apropiado elevar el esfuerzo a nivel de competición.

Compártelo en:
También te puede interesar
Salud cardiovascular | 7 de septiembre 2017
Ejercicio físico | 22 de octubre 2018
Hipertensión | 6 de abril 2018

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies