Guía de hábitos saludables
Hipertensión y Ejercicio Físico

Categoría: Ejercicio físico

Ejercicio físico en el Hipertenso

Aspectos generales del Ejercicio Físico en la Hipertensión

El ejercicio físico debería indicarse de forma individual a toda persona hipertensa de acuerdo con su edad, otras patologías concomitantes y posibles lesiones de órgano derivadas de la propia hipertensión. La realización de una prueba de esfuerzo previa solo está indicada en pacientes con riesgo cardiovascular moderado que vayan a realizar ejercicio físico vigoroso, y no es necesaria en otros casos.

Las personas con hipertensión en estadio 1 (Presión Arterial (PA) entre 140-159/90-99 mmHg) o los hipertensos controlados pueden realizar cualquier ejercicio físico, pero se aconseja siempre tratar de tener controlada previamente la PA. En hipertensos en estadio 2 (PA entre 160-179/100-109 mmHg) están desaconsejados los ejercicios físicos que conlleven un alto componente estático. Si existen niveles de presión arterial >200/110 mmHg se contraindica la realización de ejercicio físico mientras no se controle la presión arterial.

Si la condición física de la persona le impide realizar en una sola sesión todo el tiempo aconsejable de ejercicio se puede fraccionar en varias sesiones a lo largo del día. Es decir, si no puede andar durante 1 hora seguida, es aconsejable que lo haga durante media hora por la mañana y media hora por la tarde.

Hay que tener en cuenta que al finalizar el ejercicio se produce un descenso rápido de la PA. No es aconsejable detener súbitamente el ejercicio, pues se puede producir una situación de hipotensión con malestar, mareo y lipotimias. Así, por ejemplo, que si se corre durante un tiempo a velocidad rápida, se debe realizar una reducción progresiva de la velocidad que dure al menos 5 minutos hasta detenerse completamente.

Recomendaciones relativas al tipo de ejercicio

El tipo, duración e intensidad del ejercicio físico debe estar de acuerdo con un programa de entrenamiento que busque mejorar la situación cardiovascular, resistencia y flexibilidad. Al principio se recomiendan actividades aeróbicas que impliquen a grandes grupos musculares, con una frecuencia preferiblemente diaria, con al menos 3 días por semana, con una duración de entrenamiento de 30 a 60 minutos.

El entrenamiento de resistencia debería consistir en ejercicio de baja resistencia con muchas repeticiones, teniendo en cuenta que no es recomendable de entrada, y que debería combinarse con el ejercicio aeróbico.

EJERCICIO FÍSICO ACONSEJADO
En general se recomienda caminar rápido, senderismo, montar en bicicleta, nadar, bailar y las actividades deportivas que conlleven un bajo componente estático con independencia del consumo de oxígeno. También estarían indicados, siempre que se alcance la suficiente adaptación cardiorespiratoria, aquellos ejercicios físicos con componente estático moderado con independencia del consumo de oxígeno (ver tabla).
EJERCICIO FÍSICO DESACONSEJADO EN PERSONAS HIPERTENSAS
En las personas hipertensas en estadio 2 están desaconsejados los ejercicios físicos que conlleven un alto componente estático incluso con consumos bajos de oxígeno (ver tabla). En general, deben evitarse entrenamientos de resistencia de grandes esfuerzos. En personas con niveles de PA>200/110 se contraindica la realización de ejercicio físico hasta que no esté controlada.

Recomendaciones relativas a la intensidad del ejercicio

Para obtener un beneficio cardiovascular, el ejercicio físico debe al menos alcanzar como mínimo una intensidad del 40% de la frecuencia cardiaca máxima (FCM) (ver la tabla) que es equivalente a cuadruplica el consumo de oxígeno en reposo.

Frecuencia cardiaca máxima

En la siguiente tabla se detalla la frecuencia cardiaca máxima en función de la edad:

– FC máx en menores de 40 años = 220-edad;

– FC máx en mayores de 40 años = 208-(0,7*edad).

Consumo de oxígeno

El ejercicio físico que alcanza como mínimo una intensidad del 40% de la frecuencia cardiaca máxima (FCM) (ver la tabla) es equivalente a cuadruplicar el consumo de oxígeno en reposo. El equivalente metabólico (MET) es la cantidad de oxígeno consumida en un minuto en reposo, es decir cuando se está completamente inactivo como cuando se está descansando (1 MET equivale a 3,5 ml de oxígeno por kilogramo de peso corporal por minuto).

Beneficios cardiovasculares del ejercicio en personas hipertensas

El ejercicio físico contribuye al bienestar general y a la salud de diversas formas, entre ellas además de contribuir a reducir la presión arterial, reduce la frecuencia cardíaca y reduce el riesgo de cardiopatía isquémica (angina de pecho, infarto de miocardio). Además el ejercicio físico contribuye a la pérdida de peso, a la mejora del perfil lipídico (colesterol, triglicéridos), contribuye a fijar el calcio óseo y reduce los estados de ansiedad. También contribu- ye a facilitar la reducción del consumo de tabaco, alcohol, café…

Compártelo en:
También te puede interesar
Salud cardiovascular | 27 de septiembre 2017
Ejercicio físico | 20 de noviembre 2017
Salud cardiovascular | 18 de julio 2017

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies