ACTIVIDAD FÍSICA EN MEDIO ACUÁTICO

Categoría: Ejercicio físico, Materiales para pacientes

 

La natación es el deporte de agua por excelencia. Se trata de un tipo de ejercicio medio con el que podemos obtener grandes beneficios para la salud, principalmente si tenemos alguna patología previa.
Y es que la natación es el deporte ideal para personas con problemas en el aparato locomotor, sistemas cardiocirculatorio y respiratorio, e incluso para personas que sufren de ansiedad.Además de la natación, en las piscinas actuales también se pueden realizar otros tipos de ejercicios acuáticos como el aquagym o los circuitos “contracorriente” que provocan la movilización de grandes masas musculares para superar la presión en contra sin riesgo de caídas.

Beneficios del Ejercicio Físico en el medio acuático

Los principales beneficios de la natación son:

  1. Tonificación y movilización de un gran grupo de músculos.
  2. Mejora de la circulación, muy recomendable para personas que sufren de varices.
  3. Analgésico del dolor gracias a la buena temperatura de las piscinas climatizadas actuales.
  4. Relajación muscular.
  5. Evita el impacto en articulaciones debido a la ingravidez dentro del agua.
  6. Evita el riesgo de caídas.
  7. Mejora la capacidad respiratoria, siendo especialmente beneficioso en asmáticos.
  8. Relajación mental, ya que se trata de un deporte que te aísla del ruido, stress, móviles…
  9. Conciliación del sueño, después de la realización del ejercicio y su posterior relajación.
  10. Ayuda al control de peso.

 

Consejos para la práctica de la Natación:

  1. Hidratarse con agua y bebidas isotónicas para recuperar las sales minerales y el agua pérdida.
  2. Entre aquellos que sufren vértigo se les desaconseja tirarse a la piscina y recomendamos una suave entrada a la misma y evitar voltear en los virajes.
  3. Realizar ejercicios de estiramientos antes y después de salir del agua.
  4. Realizar una ducha pre y post actividad.
  5. Se recomienda siempre el uso de chancletas evitando así el riesgo de contagio por verrugas u hongos, así como el cuidadoso secado de los pies, esmerándose en los espacios entre los dedos.
  6. El uso de gafas protectoras es recomendable para evitar el molesto picor de ojos que producen los productos usados para la desinfección del agua.
  7. El uso de gorro es obligatorio por motivos de higiene.

Estilos de natación

El crawl o estilo libre es muy recomendable en escolióticos, pudiendo utilizar materiales como pull-boy para estabilizar las piernas o potenciar la musculatura de extremidades con manoplas o “pies de pato” entre otros.

El estilo braza, no se recomienda en personas “cargadas de hombros”, pues les aumenta su cifosis, ni en los que padecen artrosis de rodilla por la flexión forzada y patada posterior.

Estilo mariposa, muy exigente y que requiere una exquisita técnica. No se recomienda entre los que presentan lordosis lumbar, pues la incrementa.

El estilo espalda, históricamente recomendado a quienes presentaban patología de columna, desarrolla una actividad de menor impacto articular y por ello segura.

 

El objetivo es llegar en 3 semanas a nadar 1.000 metros entrenando 3 días por semana.
Se recomienda dejar al menos 1 día de descanso entre entrenamientos.

Este programa está planteado para piscinas de 25 metros de longitud.

Compártelo en:
También te puede interesar
Vídeo receta | 18 de julio 2018

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información visitando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies